Parque Rural de Anaga

Déjate sorprender por un espacio natural de excepcional belleza e incalculable valor

¿Por qué Anaga?

Anaga, en Tenerife, es un espacio natural protegido situado en la zona nordeste de Tenerife y declarado Reserva de la Biosfera. Con una extensión que se aproxima a las 14.500 hectáreas, el Parque Rural forma parte de los municipios de San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife y Tegueste.

Solo la naturaleza hace grandes obras sin esperar recompensa alguna” – Alexander Herzen 

La belleza natural de Anaga salta a vista nada más llegar a la zona. El tiempo parece que no ha pasado por aquí, ya que mantiene prácticamente intacto su gran valor natural. Los profundos valles y barrancos, las abruptas montañas y la cercanía al mar crean una imagen única que sorprende a todo el que lo visita. Alberga, además, una gran variedad de fauna y flora, con especies endémicas que son únicas en Canarias. En definitiva, el Parque Rural de Anaga es imprescindible en tu visita a Tenerife, una increíble muestra de la armonía y la coexistencia entre el ser humano y la naturaleza.

Anaga, Tenerife

¿Qué ofrece el Parque Natural de Anaga?

Anaga, en Tenerife, ofrece unos paisajes espectaculares que se disfrutan aún más cuando se realiza alguno de sus senderos. Realizar una ruta es, sin duda, la mejor forma de conocer su gran diversidad natural. Y lo mejor de todo, encontrarás diferentes senderos que varían en duración y nivel de dificultad, siendo incluso algunos idóneos para realizar con niños.

Al practicar senderismo entrarás en contacto directo con el entorno natural del parque, que acoge 120 endemismos locales. Podrás observar la mejor representación de laurisilva de la isla, un frondoso bosque milenario que ha sobrevivido más de 40 millones de años. ¡Explorarlo es toda una experiencia para los sentidos!

En la zona de costa encontrarás playas salvajes de excepcional belleza en las que disfrutar del Océano Atlántico. Así mismo, los pintorescos caseríos que forman parte del parque son también una visita recomendable. En total, hay 26 núcleos en los que habitan de forma repartida unas 2000 personas y que muestran su perfecta armonía con el entorno. En ellos podrás hacer una parada para reponer fuerzas y degustar deliciosos productos locales.

Imprescindibles en Anaga

Realizar algún sendero es un plan imprescindible en el Parque Rural de Anaga. Hay diferentes itinerarios, abarcando desde ligeros paseos hasta caminatas de de larga duración y dificultad superior. Uno de los más populares es el Sendero de los Sentidos, ideal para realizar en familia. A lo largo del camino encontrarás paneles sensitivos que proponen diferentes experiencias a través del oido, vista y tacto. Una original forma de conocer y comprender mejor el entorno.  

 

El sendero del Pijaral, conocido popularmente como el Bosque Encantado, es otra de las opciones más recomendables. Con esta ruta podrás admirar especies como la píjara, enormes helechos que pueden alcanzan los 2 metros de altura. Es importante que tengas en cuenta que se trata de un espacio protegido, por lo que si quieres hacer esta ruta debes reservar previamente en la web del Cabildo de Tenerife. La demanda es elevada y es recomendable solicitarlo con antelación para asegurarte una plaza (el máximo es de 45 personas por día).  

 

La singular costa es también un imprescindible. Aquí encontrarás las Playas de Taganana, Almáciga y Benijo, todas ellas salvajes y de belleza única, muy diferentes al resto de playas de Tenerife. Si buscas tranquilidad, conectar con el entorno y disfrutar del mar, no dudes en visitarlas. ¡No te arrepentirás!  

Clima en Anaga

Es común que los visitantes que llegan al Parque Rural de Anaga queden totalmente sorprendidos debido al contraste de sus paisajes con respecto a otras zonas de Tenerife. Esto es principalmente debido al clima, más en concreto, a los microclimas de la isla. Y es que está zona es mucho más húmeda y fresca, lo que permite el desarrollo de frondosos bosques y paisajes espectaculares dominados por el verde naturaleza. La escarpada orografía también juega un papel fundamental.

Por tanto, si tienes pensado visitar Anaga es recomendable llevar ropa de abrigo y algún chubasquero. El clima en esta zona puede variar rápidamente y en un mismo día pasar de un cielo azul a una espesa niebla. Si vas a realizar algún sendero, equípate con calzado cómodo y de buen agarre. No te olvides tampoco de llevar crema solar, agua y comida. ¡Ah! Y el bañador, ya que si llegas a la costa seguramente te apetecerá un refrescante baño.

¿Qué hacer en Anaga?

Con la lectura de este texto seguro te habrás percatado de que el mejor plan es disfrutar de sus parajes de gran valor natural. Realizar uno de sus numerosos senderos, darse un baño en una playa salvaje, conocer el estilo de vida local a través de sus caseríos… Son muchas las opciones disponibles que no te supondrán ninguna inversión económica. Y si te gustan las actividades deportivas, es una zona perfecta para practicar mountain bike, buceo, surf o kayak.

Te aseguramos que visitar el Parque Rural de Anaga será una de las mejores experiencias de tu visita a Tenerife. Una manera de conocer y admirar la rica diversidad de Tenerife, con paisajes completamente diferentes entre ellos. ¡Déjate sorprender! ¿Te vienes a conocerlo?

¡Las mejores ofertas y descuentos en tu bandeja de entrada!

Suscríbete a Nuestro Boletín